La quiropráctica según Esencia

La definición más rápida del desarrollo personal es ser feliz. La idea es ser mejor persona cada día y realizar tus sueños.

Este proceso agrupa muchos ámbitos porque todo afecta para estar al 100% todos los días y disfrutar de cada momento. La comida, el deporte, la postura y la gestión de las emociones son las principales categorías que descartaríamos para optimizar nuestra salud y nuestro desarrollo personal.

“In emotion, we have motion” — Anthony Robbins

 

Por definición el quiropráctico se enfoca sobre la postura a través de las subluxaciones provocadas por el estrés de la vida. Por lo tanto, como te mueves con tu cuerpo, te mueves en la vida. Si tienes una postura adecuada tendrás una vida más feliz o por lo menos tendrás un arma más para intentar tenerla. Impactará en tus pensamientos y, por consiguiente, en tu desarrollo personal de forma positiva. Tendrás la oportunidad de volver a tu esencia, a la felicidad y al bienestar.

“Cuerpo sano, mente sana”

El desarrollo personal y la quiropráctica tienen algo en común. Ambos piensan que tenemos la solución dentro. El primero piensa que todos tenemos un genio esperando para expresarse mientras la otra piensa que la salud viene de dentro. La quiropráctica, modificando tu postura, relajando tu sistema nervioso, hace que la información entre tu cerebro y tus músculos o órganos se vincule al 100%. Así, para curarte, tendrás toda la energia necesaria.

Un ejemplo más relevante es el hecho que desde que pasé por las manos de un quiropráctico nunca he vuelto a padecer más de anginas. No solo por el “ajuste” (acción realizada por el quiropráctico para quitar una subluxación) sino también por el hecho de que me hizo pensar, durante la sesión, en qué situación de mi vida me encontraba. ¿Algo me produce rabia? ¿Me siento agobiado? Solo el hecho de pensar en un tema personal de mi vida, la muerte de mi abuela, el dolor fue menor. Luego colocando en su sitio mis cervicales hizo que mi cerebro le pudiera hacer entender de forma óptima y rápida a mi cuerpo que no hacía falta somatizar más ese dolor interno. ¿Se podría haber hecho sin quiropráctico este trabajo? Quizá. En mi caso un quiropráctico me hizo tomar conciencia de que la mente y el cuerpo son indisociables.

Si tenéis una rueda pinchada… ¿Podéis correr tan rápido como con las cuatro ruedas hinchadas? Quizá sí, pero, ¿cuánto tiempo? Mejor tener todo en su mejor estado para ir más lejos. Para mí la quiropráctica es un arma más para conseguir la mejor versión de nosotros.

Escribir un comentario