Esencia Quiropractic Vilanova i la Geltru

FAQ – Preguntas Frecuentes

 

¿En qué se diferencia la Quiropráctica de la Osteopatía?

La titulación de doctor en Quiropráctica ofrece una formación que es totalmente homogénea y universal, gracias al control del Consejo de Educación Quiropráctica. Esa homogeneidad es única en el campo de todas las profesiones que utilizan terapias manuales de la columna vertebral. También son exclusivos tanto el ajuste manual específico que realiza el quiropráctico, como los principios en los que se fundamenta el ejercicio de la profesión, considerando al individuo en su totalidad en vez de limitarse al tratamiento sintomático.

¿En qué se diferencia la Quiropráctica de la Fisioterapia?

El quiropráctico enfoca su trabajo en la optimización de la capacidad de auto-regeneración y curación del organismo, actuando sobre la causa y origen de los problemas, y no solamente en su sintomatología.

¿En qué se diferencia la Quiropráctica de los Quiromasajes?

La quiropráctica no tiene nada que ver con los masajes. El Quiropráctico, después de 6 años de universidad, realiza ajustes quiroprácticos específicos para eliminar subluxaciones vertebrales con el fin de que no produzcan interferencias en el sistema nervioso. Los masajes propios de un quiromasajista, en cambio, se pueden definir como técnicas de relajación muscular. La terapia de masajes no requiere formación a nivel universitario.

¿Cuánto se tarda en cada visita?

El Quiropráctico trabaja directamente sobre la causa u origen de un problema o sintomatología. Se centra en puntos clave de nuestro organismo que han sido bloqueados debido a diferentes tipos de estrés. Por ello, las visitas tienen una duración de entre 15 y 20 minutos, aproximadamente. Una vez desbloqueados esos puntos clave y enviada la información correcta a su sistema nervioso, su cuerpo sigue trabajando para recuperar una salud óptima.

¿Podéis ayudarme aunque ya tenga una lesión en la espalda?

Evidentemente, cuando ya existe degeneración no podrá eliminar completamente dicha degeneración. En cambio, con el cuidado quiropráctico correcto empezará a ralentizar, estabilizar e invertir el proceso de degeneración. Recuperará movilidad y sentirá menos dolor.

¿Es doloroso el ajuste quiropráctico?

El ajuste quiropráctico no es doloroso. En realidad, la mayoría de las personas se sienten relajadas y liberadas al finalizar su ajuste. En ocasiones, eso sí, el cuerpo al equilibrarse puede manifestar alguna molestia, por ejemplo unas agujetas.

¿Siempre se cruje el cuello?

Son muchas y muy diferentes las técnicas que puede utilizar un Quiropráctico durante su ajuste. Por lo tanto, no necesariamente le crujirá siempre el cuello, sino que en cada sesión priorizará las zonas que sean más urgentes y utilizará las técnicas que crea más convenientes en cada momento.

¿Cuántas sesiones tengo que hacerme?

Todo dependerá del tiempo que haya esperado con molestias y dolor hasta venir al Quiropráctico. Cuanto más tiempo esperamos, más nos subluxamos. Si el dolor proviene de una lesión, todo dependerá del grado de la lesión. En todo caso, se tratará siempre de un cuidado a medio/largo plazo. El número de sesiones será variable: al principio se harán sesiones en “fase intensiva” (1 ó 2 veces a la semana), se pasará posteriormente a la “fase correctiva o estabilización” (cada 15 días), para finalizar en una “fase mantenimiento” (1 vez al mes).

¿Por qué tengo que seguir ajustándome cuando ya no tengo síntomas?

El hecho de que sólo un 10% de nuestro sistema nervioso perciba dolor, significa que el 90% restante puede estar afectado sin que nosotros tengamos síntomas. La ausencia de síntomas no implica estar libre de enfermedad. Por ello, aunque nos sintamos bien, es recomendable hacerse ajustes quiroprácticos periódicos como prevención a cualquier tipo de dolencia.