Elegir bien su terapeuta

¿Como elegiría mi especialista de la columna vertebral y del sistema nervioso?

¿O comó elegiría mi profesional de salud y bienestar?

Algunos puntos importantes:

Formación:

Si necesito recibir un buen “reajuste”, “una buena manipulación”, “una buena colocación” de mi columna vertebral, miraré primero su FORMACIÓN.

En España, un Quiropráctico puede ser tanto un masajista que un Doctor en Quiropráctica.

Son dos cosas diferentes que sirven perfectamente las dos para unas necesidades diferentes.

AHORA, NUNCA dejaría a un masajista (con la formación únicamente de masajista) manipular mi columna vertebral.

El Doctor en Quiropráctica esta formado trás 5-6 años de estudios con carrera universitaria para:

>SABER CUANDO TOCAR o NO TOCAR tu columna vertebral según tu condición general.

>SABER “Ajustar”, liberar, alinear, al máximo posible tu columna vertebral (según cada persona). Es un trabajo muy delicado que necesita la formación correcta.

>SABER armonizar tu sistema nervioso para devolver a tu cuerpo su capacidad innata de sanarse a si mismo.

Compromiso y entusiasmo:

Estamos en constante formación con siempre ganas de aprender para aportar lo mejor de nosotros mismos a nuestros pacientes.

> Seminarios, libros, experiencia personal

(Cuidarse a si mismo con terapias variadas, hacer deporte, tomar lección de la vida con sus altis y bajos, etc.)

¡Un quiropráctico no es solo quiropráctico durante sus horas de actuación!

Es una forma de vivir.

¡Es un “defecto de fábrica” necesitar alinear a quien sea! 😛

Coherencia y inspiración:

Tal como lo acabo de explicar es una forma de vivir.

El yoga, la danza, la meditación, una alimentación saludable, la educación de mis hijos… El deporte… Todo es motivo a permitir dar lo mejor de mi misma para mi, mi familia y a quien lo pueda necesitar y querer.

De cara a mis terapeutas, miro de estar inspirada por esta persona en algún nivel.

Y si quiero pedirle su opinión también tendré cuidado en escucharle, pero luego filtrar los consejos (acepto o descarto la ayuda, la opinión). Mantengo siempre mi libre albedrío.

Cada uno tiene SU verdadera respuesta dentro de si mismo.

Somos todos únicos y quizás eres la única persona que tiene la respuesta adecuada para ti.

Sencillez y humanidad:

Hoy en día necesitamos sentir que nuestro terapeuta este DISPONIBLE.

A mi me interesa que sea NATURAL también y entonces accesible.

Muy importante también: que sea ¡RESPETUOSO!

Por muy bueno que sea, siempre ha de ser respetuoso.

50% esta en la información que se entrega y 50% en la forma de entregarla.

GRACIAS, ahora que os toque el mejor que sea para vosotros en este momento.

Un abrazo

Eva

Quizás te gustará

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *