Mi parto en casa

¿POR DÓNDE EMPIEZO?

 

“¡¡Aaaaaahhh QUE ALEGRÍA!!”

O el “”Aaaah que MIEDO ME DA!!”

 

¡Fue una gran experiencia indudablemente! ¡¡Y me faltan palabras!!

1. ¿Por que quería dar a luz en casa?

Por muchas razones:

  • Primero, ¡porque era un sueño!

O al menos antes de descubrirlo sabía que era algo muy importante para mi.

  • Por mi profesión, que confia en la inteligencia innata del cuerpo. El cuerpo es muy sabio. Desde siempre he querido trabajar como quiropráctica, más precisamente desde mis 10 años: Del dolor a cumplir un sueño. Así que para mi es claramente una forma de vivir que de confiar en que la

“SALUD VIENE DE DENTRO”

          y que hay una fuerza más grande que nosotros que sabe como el cuerpo ha de funcionar.

  • Por mis estudios y los seminarios atendidos, sabía (mi sensación interior sabía) que lo mejor, lo más respetable era tener mi bebe en casa.
  • Ya hice mi disertación de fin de estudios de Doctora en Quiropráctica sobre el estudio de los partos instrumentalizados o dirigidos.
  • Quería tener una atención super sobre medida para poder actuar de la manera más adaptada posible. Al tener la misma comadrona de Zéro a Fin me daba más confianza, más comodidad y serenidad.
  • Por mi consciencia corporal muy desarrollada (Experiencia en Dansa Modern Jazz, Contemporánea desde los 4 años, Salsa, Yoga Iyengar, Hatha yoga, Integración Somato Respiratoria, Quiropráctica, Lenguaje corporal…) confiaba en mi cuerpo.
  • Por querer CONFIAR PLENAMENTE en mi INTUICIÓN, entregarme, perderme en la conexión con este momento tan especial del parto.
  • Por dejar la cabeza de lado que dice “¿¿¿ Como puede conseguir a salir el bebe por este pequeño agujero???” “¿Seré capaz?” Cuando en realidad millones de mujeres lo han hecho desde siempre… “¿He hecho bien elegir hacerlo en casa?” “¿Será peligroso?” …
Continue Reading

Notas básicas para empezar con la meditación

 

1.POSICIÓN

SENTADO:

>Opción 1: En el suelo en un bloque de yoga o en un cojín de meditación con las rodillas cruzadas.

Detalle extra: Al estar en el borde del cojín, sacando isquiones hacia atrás (coges tu glúteos y los sacas hacía atrás), basculando entonces la pelvis en anteversión, deberías hacer un triángulo con las rodillas tocando al suelo.

>Opción 2: Sentado en el borde de una silla, piernas ligeramente abiertas, para bascular también la pelvis en anteversión (curvando ligeramente las lumbares).

ERGUIDO, estirando la parte más alta de la cabeza hacia arriba, hombros hacía atrás.

Detalle extra: Mantener el centro de gravedad en tus isquiones, no en las rodillas para una mejor alineación. Tener la posición del cuerpo orientado hacia delante nos pone en una situación de FUTURO, y no te permite relajarte por completo.

Continue Reading